La pandemia por el Covid-19 altera la vida humana en todas las dimensiones: personal, familiar, social, económica, productiva.
Las empresas y su gente tienen el desafío de encarar ciertos cambios y además ser estratégicos, tanto en lo operativo como en lo relacional interno. Sin lugar a duda, se presentan fuertes modificaciones en el tipo de demanda de los servicios laborales.
En la era de la economía del conocimiento, es preciso habilitar saberes nuevos. La nueva era va a reclamar un mayor entrenamiento laboral de habilidades tanto conductuales y relacionales, no rutinarias. Los conocimientos duros y específicos demandan el ejercicio del pensamiento crítico, la práctica de la empatía y la flexibilidad.
Se plantea la puesta en acción de una organización interna e inter relacional donde la comunicación colaborativa da lugar a la coordinación de acciones profesionales consensuadas y planificadas, lo que significa trabajar en equipo.
Las habilidades en boga son habilidades blandas, como la comunicación colaborativa, preguntas efectivas y motivacionales, feedback, empatía, trabajo compartido, roles dinámicos y autoconocimiento.
Lo que no advertimos por irrelevante en el viejo contexto, hoy es relevante en la nueva realidad. Veamos, el trabajo a distancia impide esos encuentros breves y simpáticos con los compañeros que siempre dan oportunidad a un intercambio, o recibir la espontánea ayuda ante una necesidad en el campo laboral. No reparamos en el pasado y todo lo que recibimos por estar cerca, y ahora cuánto anhelamos el apretado abrazo en el encuentro.
Entiendo que hay preocupaciones genuinas de muchas personas para pasar de sistemas on premise (instalados en equipos que están en las oficinas) a modelos en la nube. La seguridad informática y la estabilidad de los servicios de Internet son dos muy válidas y que hay que considerar de forma seria y atender con medidas claras.

Por: Liliana A. Segat

Valora la comunicación como instrumento transformador de la realidad. Favorece el desarrollo personal y profesional mediante programas innovadores acordes a los valores y cultura de la empresa. Provee herramientas para la mejora en la calidad de las relaciones interpersonales y el clima laboral.

Es Cofundadora y directora de la Consultora en RRHH CaraballoSegat y Cofundadora y directora del Programa Coaching Estudiantil®. Además, es licenciada en Psicopedagogía y Psicóloga Organizacional.