La descentralización de los procesos del área de RRHH y las nuevas tecnologías

Fecha de Publicación:

La era digital ya no se puede obviar, y menos en el área de los Recursos Humanos donde pasó a ser una herramienta de trabajo diario. Sin embargo, la inversión de IT en herramientas y soluciones para Recursos Humanos es de apenas el 1,5% del presupuesto total de la empresa.

¿Por qué sucede esto? Si bien la mayoría de las empresas posee un sistema de gestión de RRHH integrado con otros sistemas del negocio, no siempre cuenta con personas capacitadas en el uso de estas plataformas.

Las soluciones basadas en entornos colaborativos permiten a las organizaciones descentralizar los procesos de gestión de los RR.HH. En estos sistemas cada persona accede a través de un perfil definido de acuerdo su rol y responsabilidad, ya sea para actualizar información, solicitar, aprobar o crear distintos procesos de evaluación y formación. Por su parte, los managers reciben avisos del sistema sobre las actividades de los colaboradores a su cargo y sus solicitudes, pudiendo acceder a toda la información desde cualquier dispositivo.

Las mejoras tecnológicas permiten el crecimiento y la profesionalización de las áreas de RR.HH., pudiendo cuantificar claramente un alto retorno de inversión, a partir de los KPIs específicos del área.

Quién, dónde y cuándo dejaron de ser un problema. Las soluciones en la nube se convirtieron en las herramientas indispensables para gestionar el Capital Humano en las organizaciones. La posibilidad de abordar procesos en tiempo real y que eso esté disponible para todos los integrantes de la empresa en forma inmediata, es parte de la evolución tecnológica y funcionalidad de estas aplicaciones.

La adaptación constante a las necesidades actuales de las empresas y la capacidad para integrarse con otras soluciones, como es el caso de los sistemas ERP, permiten un gerenciamiento integral de los recursos y los proyectos, a nivel de toda la organización.

Las herramientas de conexión, comunicación y colaboración en línea permiten dar visibilidad a resultados inmediatos y de evolución constante. La autogestión es hoy en día lo que marca tendencia en organizaciones donde las tareas se encuentran descentralizadas. Esto facilita la función del profesional del área y elimina tareas que demandan tiempo sin valor añadido.

Las nuevas soluciones con funciones de autogestión permiten que el colaborador accione en forma directa, dinamice procesos, acortando tiempos de resolución que dependen de otras personas y otorgando trasparencia en el manejo de datos.

Este tipo de funcionalidades permiten que los mandos medios y la alta gerencia puedan administrar sus modelos de trabajo adaptándolos a sus necesidades particulares sin depender de estructuras rígidas proporcionadas por RRHH, quien ahora pasa a tener un rol de establecer sistemas de trabajo y supervisarlos.

Los distintos departamentos resuelven en forma autónoma autorizaciones, solicitudes y trámites, dándole al área de RRHH un nuevo rol de procesar información que ya fue previamente aprobada por cada área. Esto aporta agilidad en la realización de procesos, mejora la calidad de la información, facilita la comunicación con todos los empleados, y fundamentalmente, desde cualquier ubicación o lugar de trabajo.

¿Cómo podemos descentralizar los procesos del área a través de las nuevas tecnologías?

Procesos de Selección: realización de entrevistas, cuestionarios y exámenes a través de una plataforma.

  • Gestión del Talento: poder administrar los planes de carrera, formación, evaluación y retribución atada a objetivos.
  • Capacitación: contenidos en plataformas virtuales accesibles desde cualquier lugar y en cualquier momento.
  • Encuestas: internas, salariales, de clima organizacional.
  • Herramientas de planificación: matrices de conocimientos, estructuras, promociones, sucesión de puestos claves.
  • Plataformas de comunicación y colaboración: donde todos los colaboradores participan y permiten la descentralización de los procesos, siendo muchos de autogestión, el empleado articula través del sistema, comunicación y solicitudes a su superior y al área de administración.
  • Indicadores de medición: permiten la toma de decisiones estratégicas y la mejora en procesos de reclutamiento y retención, desarrollo, formación, comunicación interna, etc.

Las soluciones de Gestión del Talento están experimentando un crecimiento constante en los últimos años y son protagonistas del cambio de la cultura organizacional.