¿Qué sectores se vieron más beneficiados durante la pandemia y cuáles no?

El impacto de la pandemia en la economía mundial es innegable. Los gobiernos tomaron una posición al respecto y decretaron una serie de medidas para controlarla. Esta “nueva realidad” potenció una serie de tendencias que ya existían como el trabajo remoto, el comercio electrónico, los pagos sin contacto y el entretenimiento desde casa.
A más de un año del inicio de la pandemia muchos mercados se han recuperado, sin embargo, el impacto económico prevalece. Aquí, haremos un análisis de algunos sectores e industrias que han tenido los mejores y peores comportamientos durante el último año.
La llegada del Covid-19 demostró que los sistemas de salud de muchos países no estaban preparados para enfrentar una situación de tal magnitud, evidenciando brechas que se han venido acortando en el último año y medio. Es así como el sector Salud es el primer gran beneficiado con un flujo de capitales destinados al fortalecimiento de las redes de clínicas, hospitales y la aparición de nuevas empresas en el rubro.
Por un lado, están aquellas que se dedican a la prevención y tratamiento del Covid-19, como los servicios de cuidados a domicilio, laboratorios clínicos, centros de pruebas rápidas, moleculares y las plantas de oxígeno. Por otro, aquellas que se dedican a la limpieza y desinfección de hogares y oficinas. Según el informe de Tendencias de Inversión en España, sólo en el 2020 la inversión en salud aumentó un 84.3%.

El Retail, a través del comercio electrónico, también ha tenido un importante despegue ya que en definitiva la pandemia ha generado diversos cambios en la forma de comprar y consumir. Aquellos supermercados, tiendas por departamento, farmacias e incluso emprendimientos con una importante presencia online pudieron capturar rápidamente a los consumidores que buscaban una solución al abastecimiento en medio del confinamiento, mientras que aquellas con una limitada o nula presencia tuvieron que reinventarse y lanzar plataformas online. Un caso icónico a nivel mundial es Amazon, quienes sólo entre enero y marzo del 2021 registraron unas ganancias de USD $ 8,107 millones, más del triple que los USD $ 2,535 millones logrados en el mismo período en el 2020.

Otras actividades con un importante crecimiento son los Delivery a domicilio, liderados por empresas trasnacionales como Glovo y Rappi, productos y servicios informáticos, empresas de telecomunicaciones, la industria alimentaria, impulsada por la agricultura y ganadería, así como los servicios profesionales y financieros. Este último ha tenido una importante transformación ya que la pandemia ha generado un “nuevo consumidor” con renovados comportamientos y preferencias.

Un estudio de VISA en Latinoamérica preguntó a los encuestados por sus diez últimos pagos, un 48% respondió que había utilizado tarjetas sin contacto, billeteras digitales o accesorios inteligentes, más del doble que en abril del 2020.

En cuanto a los sectores más golpeados por la pandemia destaca el sector de Viajes y Turismo. El distanciamiento social y el confinamiento dejó de lado todos los planes para viajes de ocio y negocios y si bien, gracias a los planes vacunación, podemos apreciar una ligera recuperación del sector aún no llegamos a las cifras prepandemia. Esta situación en definitiva a generado pérdidas de puestos de trabajo y reducción de las operaciones en las empresas del rubro, sobre todo en aquellos países en vías de desarrollo con una gran dependencia del turismo ubicados en Asia Pacífico y en las Américas. De acuerdo con la Organización Mundial del Turismo (OMT), sólo en el 2020 las llegadas de turistas han caído un 74% respecto al 2019.

Otros sectores fuertemente impactados son los ligados a las actividades de recreación como los casinos, el cine, teatro, conciertos, eventos y congresos, el sector textil, sobre todo el de alta gama, y el sector gastronómico. Si bien los restaurantes se vienen recuperando, el aforo limitado y la creciente tendencia por comer saludable no les está permitiendo regresar a los volúmenes de facturación antes de la pandemia. Reconocemos los avances en cuanto a la transformación de los negocios y los esfuerzos de los gobiernos alrededor de la vacunación, sin embargo, la pandemia aún no está controlada y la aparición de nuevas variantes del virus no hacen más que acentuar el establecimiento de una “nueva realidad” que, de acuerdo con Ernst & Young (EY), tendrá cinco ejes bien definidos: nuevas formas de trabajo, salud consciente, convivencia y socialización, consumo responsable y movilidad redefinida.

Fuente: Innova Hoy, el blog de Softland, sección “Actualidad” – Autor: Diego Guzmán, Director General en Softland Perú.