La capacitación y formación, como herramienta transformadora

La pandemia de coronavirus indefectiblemente ha provocado una bisagra en nuestra forma de ver la vida. No solo ha evidenciado la importancia del uso y aplicación de las nuevas tecnologías, sino que también fue el puntapié para poder ver la necesidad y el impacto que tiene la capacitación en el uso de estas herramientas digitales para la continuidad del día a día de las personas, familias, sociedades, empresas y Estados.
Las organizaciones y sus colaboradores, sin dudas fueron las que más transformaciones sufrieron en un abrir y cerrar de ojos. No importaba el calibre de la organización, todas se vieron obligadas a adaptarse para sobrevivir a este contexto inesperado. No hay punto de discusión, la adaptación, la tecnología y la buena gestión de los procesos fue clave en su supervivencia y crecimiento.

¿Cuál fue la enseñanza que nos dejó esta transformación rápida?: La necesidad de Capacitación es fundamental para la buena gestión del tiempo de nuestros recursos.

Capacitar a los colaboradores en este tipo de contextos debe ser una prioridad para las Organizaciones, sobre todo en Argentina, ya que según los últimos artículos de consultoras Tech contamos con un alto índice de rotación de capital humano. Esto es un punto clave, que no debe minimizarse, ya que va a impactar directamente en la rentabilidad, y crecimiento de los negocios, y también, de forma indirecta, en el clima laboral de la organización.

Es por esto que la capacitación como una herramienta de transformación para los colaboradores, se convierte en un must have para las organizaciones, entre los cuales podemos destacar los siguientes lineamientos:

DISMINUCIÓN DE COSTOS E INCREMENTO DE TALENTOS

Generar, promover y desarrollar en los recursos las habilidades estratégicas y tecnológicas son necesarias para crecer como organización.
El desarrollo de mentorías de los colaboradores con màs experiencia a los nuevos talentos aumenta no solo el índice de competencias inhouse, sino que también, permite mejorar los vínculos interpersonales, y desarrollar habilidades blandas y técnicas funcionales al puesto a cubrir, que le proporcionarán a la organización la disminución de gastos adicionales que llevaràn a utilizar los mismos en un crecimiento exponencial de la organización.

MEJORA EN LA CURVA DE APRENDIZAJE DEL EQUIPO

Teniendo presente que el aprendizaje y el trabajo en equipo son parte fundamental de una organización, es necesario que sus nuevas adquisiciones puedan adaptarse fácilmente a los desafíos que llevan las situaciones actuales como la pandemia, desarrollando competencias de forma fácil y rápida en su equipo, dado que sin importar el rol ni el área , todos los profesionales tenemos algo que aprender o complementar.
Por esto, contar con el desarrollo de una plataforma de E-Learning interna, ayuda a que se logren los objetivos de forma más eficiente, ya que la posibilidad de tener una biblioteca infinita de conocimiento digitalizado, organizado con una ruta de aprendizaje para la capacitación del rol y procesos específicos, es una forma de garantizar un mejor retorno de inversión.

MOTIVAR Y RETENER LOS TALENTOS DE LA ORGANIZACIÓN COMO PIEZA FUNDAMENTAL

La rotación de personal principalmente en tecnología oscila entre un 15% y un 20% mensual. Según diversos autores, las personas que conforman la generación Millennial también están clasificadas como jumpers debido a que no se arraigan a una organización, sino que se encuentran en constante movimiento. Es por esto, que lograr retener y desarrollar el mejor talento debe ser una prioridad que promueva el sentido de pertenencia.
Para lograrlo, es fundamental proporcionarles herramientas y posibilidades de formación profesional que generen un ellos un impacto positivo, tanto en su vida personal y profesional. Incluso varios autores, citan que, a veces no retener el mejor talento hace que las empresas demoren en crecer de un 30% a 50 % menos de lo esperado y esta alta rotación impacta directamente los índices de rentabilidad.
A modo de conclusión, podemos citar que es importante impulsar la capacitación en las empresas, contando con un plan de formación alineado a los objetivos estratégicos de la compañía, promoviendo el desarrollo y potencial de los talentos internos.
Un talento que cuenta con buenos skills tecnológicos podrá moverse mejor en el mercado laboral y contribuir al crecimiento de las compañías, equipos y proyectos con alto rendimiento e impacto. Además, formará lazos de pertenencia a largo plazo con su empleador, beneficiando su crecimiento y clima laboral.

Fuente: por por Giselle Emma, Consultoría, Softland Argentina.