Conociendo la Generación Z, su perfil profesional y como consumidor

Especialistas en Marketing vienen estudiando las distintas generaciones de consumidores a través del tiempo, y una de ellas es la muy atractiva generación Z o centennials. Conforman este grupo aquellos nacidos entre 1994 y 2010.

Antes, las generaciones se definían a partir de sucesos históricos o sociales importantes, mientras que hoy están delimitadas por el uso de determinada tecnología.

Resulta muy interesante estudiar esta generación de niños y jóvenes, ya que tiene marcados comportamientos, hábitos, preferencias y valores, muy distintos a los del resto, y que en la actualidad suponen una parte importante de la población mundial. Para las empresas, comprender todos estos factores resulta clave a la hora de diseñar sus estrategias de marketing, tanto para lograr captarlos como nuevos consumidores-clientes; como así también para incorporarlos al mundo laboral y que formen parte de sus equipos de trabajo.

Algunos especialistas aseguran que esta generación Z confía menos en las marcas, en relación a generaciones anteriores. Tienen el filtro de “engaños” más desarrollado porque crecieron en una era en la que la información está disponible en todo momento. Internet, el gran protagonista de esta historia, hizo que la gente pueda investigar en todo momento qué son las marcas y qué ofrecen, más allá de lo que ellas quieran mostrar.

Durante décadas, las marcas se comunicaban por medio de avisos, por lo que las corporaciones con los mayores presupuestos podían hacer el mayor impacto con carteles, anuncios en revistas, TV y radio. Pero con internet ahora la gente puede investigar cómo se comportan las marcas, y compartir su experiencia en cuestión de segundos. Las críticas online han hecho fácil descubrir productos o servicios de mala calidad. Los consumidores se dan cuenta inmediatamente cuándo una compañía les miente.
Esta generación investiga todo el día en sus teléfonos o tablets lo que les intriga, les divierte o lo que tienen que estudiar, y manejan con suma naturalidad las redes sociales y toda la comunicación por la web. No conciben un mundo sin smartphones, Whatsapp, redes sociales ni Wifi.

Estas son solo algunas de las razones por las que las empresas y los negocios deben diseñar sus estrategias de marketing digital teniendo en cuenta sus características y preferencias. En este sentido, el uso de las redes sociales, el marketing de influencia y los youtubers, son los canales más adecuados para llegar a ellos.

Un informe compartido por Marketers By Adlatina sobre un estudio presentado por McCann “La verdad sobre la generación Z”, investigación que contó con la opinión de 32.204 personas pertenecientes a 26 distintos mercados del mundo, comparte los siguientes aspectos:

  • Una generación comprometida con la sociedad: los jóvenes quieren ser recordados como aquellos que cambiaron el planeta de manera positiva. Incluso, el 74% de ellos consideran que cuenta con el poder de influir a las compañías para que realicen mejores prácticas. Asimismo, este grupo se destaca por su apoyo a la diversidad.
  • El 65% de los “Z” se sienten presionados por estar ocupados todo el tiempo.
  •  66% confiesa sentirse solo, incluso, estando rodeado de amigos o familiares. Esto sucede en menor medida en otros sectores: millennials (58%), generación X (48%) y baby boomers (41%).

Algunas características que los destaca:

  • Son totalmente digitales, independientes y muy pragmáticos.
  • Se muestran muy interesados en contenidos genuinos, las historias contadas a través del humor, y en trabajos vinculados a la creatividad surgida del mundo digital.
  • Son emprendedores, autodidactas y creativos.
  • Parecen predestinados a desarrollar un destino empresario o independientes, dado que se acostumbran desde muy pequeños a desarrollar proyectos en la web con pocos recursos y que lleguen a grandes audiencias, generando buenos recursos económicos.
  • Buscan la autonomía en el entorno laboral, que sean trabajos flexibles que permitan conciliar ideas e intereses. Saben que pasarán por muchos trabajos en su vida, y prefieren hacerlo desde sus casas o con mayor tiempo disponible para sí mismos.
  • Son críticos, lo cuestionan todo. Comunican con gran libertad todas sus ideas y opiniones a través de las redes sociales.
  • Creen mucho en sus talentos y son inconformistas, siempre van por más.
  • Demuestran gran compromiso social por las causas justas, y luchan a favor de ellas. Son defensores del medio ambiente y de los derechos de las mujeres y de las minorías.
  • Les gusta la inmediatez. Están acostumbrados a descargas veloces y a mantener multitud de conversaciones a la vez en sus redes sociales.
  • Su actitud hace que estén en constante movimiento, se adapten con facilidad a nuevos entornos y espacios cambiantes, y no se queden estancados.
En definitiva, haber nacido en pleno auge tecnológico les permite usar diferentes alternativas de comunicación; nuevos canales, entornos, ecosistemas y plataformas virtuales para trabajar, acceder a ofertas profesionales novedosas y realizar actividades cotidianas como realizar pedidos, compras y gestionar reservas.

Como pueden ver, conocer y estudiar todos estos aspectos, es de suma importancia para poder llegar a este público y transformarlos en nuevos clientes y/o empleados. Para esto es clave como empresas e instituciones adaptar nuestros procesos internos y de comunicación, como así también la cultura empresarial.

Fuente: Por Lorena Capelli, Coordinadora de Marketing y Comunicaciones, de Softland Argentina.