Blockchain ¿qué es y cómo se proyecta?

¿Qué es la blockchain?

La blockchain hace posible que dos o más entidades interactúen e intercambien valor en un entorno 100% digital sin necesidad de intermediarios que validen esa operación. Dicho de otro modo, un conjunto de participantes que no se conocen entre ellos pueden hacer negocios seguros sin necesidad de intermediarios como bancos, abogados o gobiernos. Todo esto genera inmensas oportunidades comerciales.

La interacción entre las partes y validación de las operaciones se realiza bajo las reglas de contratos definidos en software llamados usualmente “Smart Contracts”. Tanto los contratos como las transacciones se ejecutan y quedan registrados dentro de la blockchain.

Detrás de escena, la blockchain se implementa técnicamente mediante una lista de bloques de registros de transacciones que están firmados criptográficamente, que no son revocables y que están replicados entre todos los participantes de la red.

La distribución es uno de los pilares fundacionales de la blockchain. El funcionamiento de la red está montado sobre nodos distribuidos geográficamente que mantienen una copia completa de la información. Cuantos más nodos existan, más segura estará la información.

Otro de los pilares es la descentralización, no hay una entidad única que controle el funcionamiento de las maquinas o la información de las transacciones. Los nodos trabajan con las mismas reglas, bajo un mecanismo de consenso.

El encriptado constituye otro de los pilares de la blockchain, ya que mediante el uso de claves públicas y privadas, la información se mantiene segura y con adecuado nivel de privacidad.

La seguridad de la información es central al concepto de la blockchain, apoyada por la criptografía y otras tecnologías, la red evita que los registros de información de las transacciones que aloja puedan ser alterados.

¿Hacia dónde se dirige?

Gartner estima que la blockchain va a generar $3.1 trillón USD en nuevos negocios para el año 2030. La misma compañía estima también que para el año 2023 la tecnología blockchain llegará a un grado de madurez que permitirá la adopción general.

Uno de los principales vectores de crecimiento del ecosistema blockchain es la aparición de nuevos “Smart Contracts” que puedan regular en forma segura la vastísima diversidad de patrones de colaboración que existen entre las personas y entre las organizaciones.
Por ejemplo, los contratos inteligentes ya están impactando positivamente el mundo de las finanzas reduciendo los costos, la burocracia y agilizando los procesos mediante un grupo de soluciones llamadas finanzas descentralizadas (DeFi).

Estas plataformas permiten, entre otras cosas, prestar o tomar prestado dinero de otras personas. Como medida del crecimiento que está teniendo DeFi en el mundo de las finanzas, podemos destacar que la cantidad de activos bloqueados (TVL) en DeFi llegó en el mes de septiembre de 2021 a su máximo histórico de 100 billón USD.

Las posibilidades de la blockchain de impactar en los individuos y en los negocios de empresas son enormes, y estamos solo en el comienzo.

Fuente: Innova Hoy, el blog de Softland – Sección “Actualidad”– Autor: Julio Gremes, Director I+D de Softland