El uso de un software ERP para controlar y gestionar todos los procedimientos en detalle de una compañía, brinda una serie de ventajas que permiten mejorar herramientas, uso de recursos y seguimiento en tiempo real de cada proceso. A través de este tipo de sistema también es posible contar con la trazabilidad y el control de stock para mejorar la rentabilidad y eficiencia de las tareas en una empresa.
En momentos donde el ahorro de costos o el hecho de minimizar las pérdidas es prioritario en una lista de objetivos inmediatos de una pyme, contar con un proceso definido permite acortar plazos y llevar adelante una verificación directa de cada proceso. El software ERP además permite acceder a información de valor de cada producto o servicio en tiempo real para anticipar posibles faltantes o situaciones de caducidad.
Entre las ventajas principales de utilizar un ERP en la gestión de una pyme, podemos encontrar:
  • Identificación de productos: el control del origen o estado de los productos antes de enviar a los clientes reduce de manera significativa los costos y permite cumplir con los estándares y requerimientos de cada sector. Además, se relaciona de forma directa con la automatización de procesos de seguimiento y rastreo, y la capacidad de las pymes para optimizar la cadena de suministros.
  • Funciones de trazabilidad: permite monitorizar y anticipar cualquier problema desde la producción o incluso en la distribución de productos. De esta manera se minimizan las ineficiencias en los procesos y es posible implementar mejoras notorias en cualquier punto del camino.
  • Acceso digital a la información: desde optimizar el almacenamiento y consolidar la base de datos, hasta la automatización de ciertos procesos manuales. Esto impacta de forma directa en los costos generales de cada etapa del proceso de la compañía.
  • Garantía de calidad: la empresa tiene la ventaja de diferenciarse de la competencia con beneficios, directos o indirectos del sistema de trazabilidad al mejorar los procesos, brindar un mayor control de la cadena de suministros y así minimizar el riesgo de inconvenientes. La calidad del servicio prestado al cliente es el nivel de satisfacción de la marca en el mercado.

Softland brinda un software ERP confiable, cloud y 100% modular para adaptarse a la transformación digital, y así gestionar de forma eficiente todos los recursos que rodean y permiten generar ese valor agregado que necesitan las pymes para destacarse en innovación y calidad a través de sus productos y servicios.

Fuente: Redacción Softland Argentina.