La llegada del Coronavirus modificó los hábitos de consumo y los distintos modelos de negocios. Las restricciones por la cuarentena provocaron una inevitable reducción de ingresos, obligando a cambiar la dinámica laboral con una migración hacia el mundo digital. Aquellos negocios que aún no contaban con ventas online debieron dar el salto para sobrevivir a un contexto que sorprendió a todos. 

La optimización de los procesos dentro de una organización resulta el mejor camino para lograr esa ansiada adaptación de distintas industrias a las nuevas realidades. La combinación del uso de la nube, los programas financieros de control, las redes sociales internas o los programas digitales de recursos humanos son algunas de las opciones para alcanzar las metas propuestas y mantener la rentabilidad del negocio.

La tecnología se convirtió en una gran aliada de las empresas para enfrentar al COVID-19, con ejemplos como la Inteligencia Artificial, Machine Learning y Big Data, el uso de drones, impresiones 3D o aplicaciones móviles. Para alcanzar esa deseada optimización en medio de una pandemia, una organización puede utilizar ciertas herramientas para perdurar en el tiempo y no quedar en el camino: 

  • Plataforma de gestión integral. La toma de decisiones dentro de una organización mejora con la digitalización de sus procesos al crear y gestionar el negocio de manera integral. Las definiciones estratégicas, contables, financieras y comerciales necesitan apoyarse en plataformas digitales como lo es un ERP. 

  • Herramientas digitales para recursos humanos.  El área de RRHH puede automatizar los diferentes procesos para el control y el seguimiento de los colaboradores de la organización a través de un software adaptado a sus principales necesidades.  

  • Almacenamiento en la nube. Siempre resulta una gran inversión para los negocios al contar con una vía que facilite el trabajo en equipo con copias de seguridad de forma recurrente. Los backups automáticos pueden restaurarse rápidamente ante cualquier problema. Esta herramienta también facilita el acceso remoto para los recursos de la organización.

  • Plataformas de comunicación entre los empleados. Para contar con un entorno colaborativo, ágil y actualizado, hay herramientas que ayudan a ordenar las tareas del día a día, y agilizar la resolución de tareas.

  • Ventas e-commerce. Las soluciones ya preestablecidas para ofrecer ventas online permiten expandir las fronteras del negocio y ofrecer nuevas variantes a los clientes, todo aún más eficiente cuando el e-commerce se encuentra integrado a la gestión a través del ERP. 

Las herramientas tecnológicas son aquellas que permiten diferenciarse de otros jugadores y mantenerse competitivo dentro del mercado, aún en este contexto de crisis global. Softland ofrece variadas soluciones con distintos alcances, cuyos fines son los de optimizar los recursos y procesos de la organización. Entre sus herramientas se encuentra:
  • Softland Cloud:  la modalidad de licenciamiento Cloud ofrece una mayor accesibilidad a la hora de planificar la inversión que representa incorporar un ERP a nuestro negocio. 

  • Softland On-Premise + Servicio Cloud: modalidad de licenciamiento perpetua, alojada en la nube de Softland y con todas las ventajas del servicio cloud. 

  • Gestión Mobile: todas las operaciones realizadas dentro de la aplicación mobile quedan geolocalizadas y cuenta con un panel de seguimiento de las transacciones junto a la información a sincronizar como los clientes, productos, precios, usuarios e impuestos. 

  • Integración Mercado Libre: el ERP de la empresa puede integrarse al e-commerce para potenciar las ventas y gestionar toda la información como actualización de stock y ventas, en tiempo real.

  • Softland Capital Humano: es una solución integral para la gestión del talento. Garantiza la conexión directa entre los distintos niveles de colaboradores, creando una comunicación clara, directa y coordinada, en la gestión del capital humano.

  • Softland MyTeams: es una App 100% Cloud para la gestión del teletrabajo, que permite gestionar, coordinar y supervisar las tareas y actividades de los empleados. Sumamente importante para la coordinación remota de equipos de trabajo.