¿Qué importancia tienen las áreas de marketing en las empresas? Una respuesta que creemos certera es que hoy tienen más importancia que nunca. En un mercado de mayor competitividad, la dirección de las empresas pone el foco en atraer nuevos ingresos y mejorar el retorno de la inversión de las acciones del sector de marketing. Para esto, para conseguir una optimización de los recursos que se invierten en el área, la aplicación de datos e inteligencia sobre ellos, puede ser estratégica.

Con esto, nos referimos a utilizar la integración de los datos y el análisis y reportes que nos devuelve un software de gestión empresarial, para pensar el sistema de ventas, la categorización de clientes, el comercio electrónico, la atención al cliente, entre otras cuestiones. En definitiva, un ERP es una solución interdepartamental; una integración de todas las áreas y los sectores de una empresa, lo importante es saber apuntalarlo en cada uno para lograr cumplir y superar los objetivos claves para el año. Y es que la transformación digital ya no es más una opción, sino una necesidad.

Mejorar la estrategia comercial

Un sistema ERP permite analizar integralmente el registro de pedidos, compras, facturas y demás transacciones que ha tenido el negocio con sus diferentes clientes en determinado tiempo. A partir de esto, se pueden establecer parámetros para mejorar el volumen de ventas. Los datos generan conocimiento sobre la actividad de los clientes y, por ejemplo, qué productos se demandan más. Además, también se puede realizar el seguimiento de una campaña de marketing en función de sus objetivos y de los logros que alcanza. Algo clave es contar con información detallada sobre cuestiones estratégicas en las cuales se fundamenta el negocio, sobre todo si nos presenta oportunidades para incrementar las ventas, o conocer qué productos dan mayor ingreso, o cuáles menos. Esto, tanto a grandes empresas como a Pymes, les permite ubicarse en una buena situación, con información que respalde, para tomar decisiones estratégicas: desde abrir una nueva línea de negocio o producto, apuntar a otros mercados, buscar una nueva línea de clientes, etc.

¿Qué permite el ERP a un área de marketing?

Teniendo como gran objetivo el incremento de ventas y el afianzamiento en la relación con los clientes, algunos de los puntos clave a tener en cuenta acerca de un ERP aplicado en el área de marketing son: 

  • La clusterización del grupo de clientes: puede lograrse mediante estudios de mercado enfocados al perfil y hábitos de consumo de los usuarios. Uno de los principales beneficios de analizar por clusters es que permite identificar consumidores homogéneos, agruparlos y analizarlos por separado para entender patrones de conducta.
  • Establecer patrones y tendencias de compra: esto permitirá conocer en profundidad la conducta del comprador y orientar las acciones de negocio en función de las predisposiciones identificadas en los clientes, las tipologías de compras, etc.
  • Hacer más eficiente la producción, reforzando los procesos más demandados: asumir el control de cada aspecto y etapa de la producción, desde la selección de materiales hasta la salida del producto y la gestión del stock, permite eliminar los gastos innecesarios. Esto repercutirá de manera positiva en la estrategia de comunicación y marketing alrededor del negocio.
  • Medir efectividad de las campañas para tomar decisiones comerciales: Poder ir midiendo en tiempo real los resultados de las acciones, da un panorama más certero a la hora de decidir avanzar en próximos pasos.
  • Agilizar los procesos de pedidos: Optimizando e integrando los procesos de producción, se puede lograr un salto de calidad en el servicio. Esto también repercutirá de manera positiva en las decisiones de marketing alrededor del negocio.

En resumen, un software ERP permite a cualquier empresa tomar decisiones con la seguridad de saber que la información es veraz y está integralmente analizada. Esta toma de decisiones está completamente vinculada a las estrategias de marketing para aumentar las ventas.

Fuente