03 de Diciembre 2019

Cualquier tipo de negocio puede requerir un sistema integral que facilite la gestión a través de una base de datos única. Las Pymes, por ejemplo, cuentan con un ERP pensado para sus necesidades específicas que se adapta a su presupuesto. Cuando se va a elegir, la clave está en saber qué tipos de soluciones existen.

Un software o solución de negocios ERP, es una herramienta que permite una gestión unificada de las diferentes áreas de la empresa, desde lo contable, compras, ventas, logística, producción, financiero, y laboral entre otras. El sistema tiene la virtud de adaptarse a cada empresa con distintas versiones que actúan en relación a diferentes necesidades y sectores de actividad. Un ERP es un sistema de planificación de recursos empresariales que supone una solución para la gestión de empresas de todos los tamaños, y para todo tipo de posibilidades de inversión en IT.

Si hablamos de clasificar los ERP según cada negocio, podemos catalogarlos en base a distintas características:

  • Por el tamaño de la empresa: algunos sistemas ERP están pensados de forma exclusiva para grandes corporaciones, mientras que otros se enfocan en cubrir las necesidades de pequeñas y medianas empresas; y otros cuentan con una flexibilidad tal, capaz de responder a ambos perfiles de necesidades.
  • Por la funcionalidad: los ERP horizontales o generalistas son los más habituales y cubren las necesidades de gestión estándar en cualquier empresa. Según su capacidad de parametrización, hay algunos ERP horizontales que pueden adaptarse a requerimientos concretos de cada empresa. Por otro lado, los sistemas verticales son los que están diseñados específicamente para sectores o nichos reconocidos.
  • Por alojamiento: se puede diferenciar un ERP según el espacio dónde se instala, donde está alojado.
  • Por el tipo de pago: los dos caminos más habituales pueden ser, comprar la licencia de uso y pagar un mantenimiento periódico, o pagar una suscripción con cuotas mensuales o anuales.
  • Por la propiedad del software: puede ser propietario o libre (open source). En esta última opción no se paga una licencia, pero es posible que las versiones superiores o algunos de los módulos resulten siendo de pago por lo que el costo puede ser incluso mayor.

¿Por qué resulta importante instalar un ERP como el de Softland? Porque permite agilizar al máximo el acceso a la información, sea por categorías o según una búsqueda semántica. Al contar con la opción de personalizar los indicadores de negocio, existe la posibilidad de tener información clave de la empresa y así generar un informe según las necesidades. La visión global, el control y la trazabilidad de todos los procesos que resultan productivos y administrativos de la empresa permite optimizar recursos, simplificar dichos procesos y facilitar los complejos momentos de toma de decisiones.

Fuente