Una visión de Cloud desde los usuarios

Fecha de Publicación:

El almacenamiento en la nube llegó para quedarse: es la mejor manera de aumentar el espacio de almacenamiento que tenemos disponible y la forma más segura de llevar nuestros archivos donde sea que vayamos. La modalidad de trabajo remoto es una realidad que se ha venido haciendo cada día más palpable alrededor del mundo, cambiando todos los procesos tradicionales y abriendo fronteras. Como método de trabajo, es beneficioso para las nuevas generaciones y para la tercerización de servicios; y una de las mejores maneras de ejecutarlo es con un servidor en la nube.

El término que define una de las nuevas tendencias en modalidades de trabajo se viene popularizando desde 2004, con búsquedas alrededor de temas como “computación en la nube”, “Cloud” y “Almacenamiento en la nube”, términos cada vez más comunes en Argentina y el mundo.

(Datos proporcionados por Google)
Computación en la nube

Computación en la nube

Cloud

Cloud

Almacenamiento en la nube

Almacenamiento en la nube

La conversación indica también que aumentó el número de usuarios volcados a la nube, ya que el paso previo a la adopción o compra de un servicio es la investigación: Googlear el término e investigar al respecto es el primer paso antes de cambiar a Cloud, tanto en la vida privada como en el campo laboral. Gracias a este servicio, cualquier usuario con teléfono móvil o computadora, sin importar donde se encuentre, tiene acceso a recursos de TI con suma facilidad en igualdad de condiciones a nivel mundial. Los usuarios de la nube no necesitan preocuparse por adquisición hardware o actualización de software; y al ser un servicio de computación prestado por internet, el cloud computing puede pagarse por suscripción y horas de uso. Esto significa que los consumidores de servicios Cloud pagan una suscripción periódica o una tarifa según uso, con mínimos gastos iniciales; estos beneficios aumentan el atractivo de esta opción para pymes.

Cada día aumenta el número de profesionales y empresas que optan por no comprar servidores y aprovechan los beneficios únicos que ofrece trabajar en la nube: acceso a data critica desde cualquier lugar del mundo, integración de sistemas, bajos costos de mantenimiento de software y óptimo manejo presupuestario para empresas pequeñas. Uno de los mayores beneficios de la nube es su movilidad, una característica propia de los servicios de internet y un facilitador a la hora de trabajar de forma remota, chequear el sistema estando de vacaciones, o añadir a un trabajador del otro lado del mundo. En Argentina, el concepto de Home Office se hace cada día más presente, pero es especialmente relevante en Capital Federal, Córdoba, Buenos Aires, Santa Fe y Mendoza.

Las tendencias de consumo de internet en el país indican que es el la primera fuente de información a la hora realizar una investigación (84%), es fuente de entretenimiento (77%) y un medio para llegar a un fin (67%), por lo cual si se puede realizar una labor digitalmente, se prefiere ejecutarla de esta manera. De hecho, 57% de los argentinos ingresa a Internet de forma preferente a través de su teléfono celular.

Tendencias de consumo de internet en Argentina

Tendencia de consumo

Tendencias formas de acceso a internet en Argentina

Tendencia formas de acceso

En este marco, Softland estableció alianzas con líderes en el mercado de data centers y cloud services para que sus clientes puedan utilizar el ERP, ya sea en modalidad renting o de licencia perpetua, también en servidores externos, permitiéndoles acceder a la información de gestión integrada desde cualquier lugar en el que se encuentren, maximizando su inversión al poder no solo lograr una disminución del gasto en hardware, sino también teniendo la posibilidad de acceder al ERP bajo la modalidad de renting, sin limitaciones geográficas. Esto facilita la transformación digital de las pequeñas empresas.

Para más información sobre cómo se puede integrar el ERP en la nube, podés consultar en este link.