La alianza del futuro: E-Commerce y ERP

Fecha de Publicación:

Hay razones por las que los clientes prefieren hacer click en vez de ir empujando carritos: conveniencia, ahorros en envíos y mejores ofertas. Las compañías online no son las únicas beneficiarias, los retailers tradicionales pueden aprovechar esta nueva tendencia y mejorar sus prospectos en tiendas físicas como extensión de su cultura de empresa. La nueva frontera es la atención del cliente1.

La mejor manera de ganar en esta batalla es contar con un software de gestión ERP. La combinación efectiva de un e-commerce con el ERP correcto, aporta ventajas comerciales muy convenientes para las empresas. Aunque el ERP fue inventado antes que el e-commerce y es la médula espinal de muchos comercios, ahora se adaptó e integró a un nuevo tipo de mercado, sin importar el tamaño de la empresa.

Es curioso, porque entre las PyMEs encontramos ambos lados de la moneda”, comenta Romelia Jaramillo2, directora de la oficina de gestión de proyectos de Intelisis, en México.“Emprendedores con ideas frescas, utilizan Internet como su herramienta principal en los negocios; sin embargo, los dueños de pequeñas y medianas empresas, que iniciaron sus negocios al menos una década atrás, aún no le dan valor al e-commerce, siendo un canal que generaría ventas extra, que engancha a los consumidores y fideliza su relación.” agrega Jaramillo.

La integración es vital en esta época donde todo genera datos. Los ERP más avanzados incluyen capacidad de agregación, agrupación y análisis de datos. Están esencialmente enfocados en el cliente y sus percepciones son útiles a la hora de realizar un acercamiento.

Muchas compañías ya establecidas quieren hacer contacto con mercados e-commerce, y piensan que con añadir un módulo de e-commerce a su ERP es suficiente; cuando en realidad, necesitan un programa más sofisticado3. Hay grandes plataformas – WordPress, Shopify, Magento y Mercado Libre, por mencionar algunas – que son las primeras que vienen a la mente al pensar en una solución e-commerce, y sus costos de implementación son mucho menores. La diferencia está en el manejo de las funciones back-office, cómo procesar los pagos a través del sistema de la compañía o el manejo del stock. Los ERP que se quedaron en el pasado no están listos para este alto nivel de integración de sistemas. Como estrategia es mucho más rápido y eficiente empezar a trabajar con un ERP actualizado para aprovechar todos los beneficios de las plataformas.

Mirando del otro lado, el mismo principio aplica a compañías de e-commerce que empiezan a crecer – toda compañía en expansión necesita un ERP. Mientras que las plataformas de comercio electrónico son excelentes para la interacción con el cliente, no son las mejores manejando stock, procesos del negocio o cadena de suministro4.

Lo que ofrece una herramienta especializada en e-commerce es que facilita la búsqueda y compra de tus productos; disminuye costos en recursos comerciales y operativos; agiliza tiempos de venta y asegura tiempos de entrega; optimiza la fidelización de tus clientes; y posiciona a tu marca en Internet; mientras más clics, más reconocimiento”, explica Jaramillo5.

La combinación de las dos plataformas permite a las compañías pensar fuera de la caja. Por ejemplo, hacer la compra en línea, pero recoger el pedido en la tienda, o ser capaz de regresar o cambiar el producto en un local.

Cuando ambos softwares trabajan juntos, un ERP puede extender la funcionalidad del e-commerce en todos los puntos de contacto del negocio. El foco pasa a estar en el cliente, no importa dónde esté o cómo quiera interactuar con el negocio” comenta Fabián Guerra6, Director Comercial de Softland Argentina.

A través de una alianza estratégica, Softland permite gestionar de forma totalmente integrada el e-commerce sobre Mercado Libre7 desde el ERP, generando reportes con datos certeros y optimizando todas las funcionalidades. La solución de gestión de Softland cuenta además con una suite de herramientas de flexibilidad que abarcan situaciones que el alcance funcional estándar no contempla, gestión de proyectos, y una aplicación especialmente pensada para todos los puntos de venta, por mencionar aquellos aspectos más vinculados con la gestión comercial

Todos los discursos tecnológicos tratan de imponer sus reglas amparándose en el cliente como centro. Pero el dúo formado por el ERP y una plataforma de e-commerce es un claro ejemplo de cómo los datos y la integración de sistemas prestan un mejor servicio al cliente.

 

http://www.bizcommunity.com/Article/196/394/182762.html
https://t3mexico.mx/e-commerce-mexico/
http://www.bizcommunity.com/Article/196/394/182762.html
http://www.bizcommunity.com/Article/196/394/182762.html
https://t3mexico.mx/e-commerce-mexico
https://softland.com.ar/integracion-mercado-libre
https://softland.com.ar/integracion-mercado-libre