Roal Industria Plástica optimiza su gestión con Softland

    prensario_ti

    2016.07.15 | La solución permite controlar todos los procesos, incrementando la productividad

    Roal Industria Plástica SRL es una empresa familiar fundada en 2001 y con 40 años de experiencia en la industria. Dedicada a la extrusión de compuestos de PVC, genera productos que se aplican a la industria de heladeras, muebles, eléctrica, automotores y otros electrodomésticos. Cuenta con 20 empleados y su facturación anual ronda los 25 millones.

    El principal desafío que enfrentó la compañía fue su propio crecimiento, que además se desarrollaba con una estructura administrativa plenamente tercerizada en un estudio contable. El panorama era cada vez más difícil de mantener por los volúmenes de trabajo que se manejaban.

    Las necesidades que tenía la empresa eran varias, fuera por los clientes, proveedores y el Estado mismo. Como sus clientes fueron desarrollando herramientas y estándares de trazabilidad, información y otros ítems, debía implementar un sistema de gestión y ofrecer lo que aquéllos solicitaban. Particularmente el caso del Estado era el más demandante y, por otro lado, estaba la necesidad interna de ‘entender el negocio’ a través de los números.

    De este modo, la compañía ha implementado la solución Softland ERP para integrar todos sus procesos con el fin de aumentar la productividad y rentabilidad del negocio. Así, adquirió licencias para cinco usuarios concurrentes de distintos módulos. El proyecto duró cinco meses: participaron tres personas de Roal, mientras que del equipo de Softland fue un consultor para la implementación y seguimiento post puesta en marcha.

    Desde la empresa aseguran que ganaron mayor calidad en los procesos diarios para los usuarios del sistema, y que pueden alinearlos fielmente al ADN de la organización. La implementación inicial tuvo un monto de inversión de USD10.000 y no descartan seguir invirtiendo para aumentar el número de licencias o módulos.

    Mirta Aguirre, socia y responsable de Administración, afirma: ‘Sabemos de la larga trayectoria de la compañía, y esa es una cualidad que, tratándose de sistemas, valoramos especialmente. Por otro lado, y a pesar de algunos prejuicios del mercado, hemos encontrado una relación precio calidad inmejorable. Softland tenía un producto a la medida de lo que necesitábamos. El ERP encaja cómodamente en nuestro objetivo en cuanto a tamaño y en cuanto a tiempos de implementación. Eso significó una ventaja frente a las otras alternativas, incluso a la de no hacer nada’.

    ‘Softland ERP ha aportado mucho a la planificación financiera, y eso se evidencia en mejores pagos y la colocación de excedentes que hoy aportan sus beneficios. El retorno de la inversión resulta siempre difícil de medir cuando se parte de muy poco; en ocasiones los beneficios intangibles de organizarse pueden producir un retorno inmediato’, añade Aguirre.

    Ariel Grau, socio y líder del proyecto de implementación del ERP, explica: ‘Muchas empresas de nuestro tamaño dejan en manos de terceros la administración del negocio y se privan del beneficio de registrar la información una sola vez, y bien. Por eso la empresa necesitaba contar con una herramienta que permitiera registrar esos números en un sistema confiable, probado, sustentable y con posibilidades de crecer dentro de su entorno. En un principio significó todo un cambio de paradigma, porque se pasó de un sistema de facturación y cobro a un entorno ERP. Más pronto de lo previsto toda la estructura de la empresa vio los beneficios’.

    ‘Se ha logrado administrar los pedidos con total confianza, hemos aportado más y mejores datos a nuestros clientes, y sido más eficientes con la administración de recursos y, por qué no decirlo, se han evidenciado errores que el sistema nos obligó a mejorar. En cuanto a información, aún seguimos descubriendo más y más reportes que nutren al sistema de decisiones de la compañía’, concluye Grau.