El caso de éxito de Roal Industria Plástica: tecnología y vanguardia

    enretail-softland

    Para lograr crecimiento, la empresa familiar con más 40 años de experiencia eligió a Softland ERP para optimizar su gestión. Los resultados.

    Roal Industria Plástica SRL es una empresa con base en lo familiar fundada en 2001 y con 40 años de trayectoria dentro de la industria. Se dedica a la extrusión de compuestos de PVC, generando productos que se aplican a la industria de heladeras, muebles, eléctrica, automotores y otros electrodomésticos. Cuenta con 20 empleados y su facturación anual ronda los 25 millones.

    El principal desafío que enfrentó la compañía, tratándose de una Pyme de origen industrial, fue que el negocio creció y se desarrolló con una estructura administrativa que estaba plenamente tercerizada en un estudio contable, así se dio un panorama que cada vez resultaba más difícil de mantener por los volúmenes de trabajo que se manejaban.

    “Ver cómo estas empresas crecen y se profesionalizan, y usan soluciones de Softland como soporte para ello, es un orgullo. Haber sido testigo del proceso de decisión, adquisición, implementación y puesta en marcha de Softland ERP; y la rapidez con la que tanto accionistas, directivos y empleados asimilaron las nuevas formas de trabajo y notaron los resultados, nos hace revalidar la idea de que este es el camino para asegurar el futuro de las pymes”, aseguró Federico López Figueredo, director de Servicios de Softland Argentina.

    Las necesidades que tenía la empresa eran varias. Ya sea por parte de los clientes, proveedores y el Estado mismo. En la última década, los clientes con los que contaba Roal han desarrollado herramientas y estándares de calidad, trazabilidad, información y demás factores que obligaron a la empresa a implementar un sistema de gestión y ofrecer lo que solicitaban los clientes. En el caso del Estado, vía sus organismos recaudatorios y de control, resultaban cada vez más demandantes, por lo cual se necesitaba un sistema ERP que permitiera al usuario tener los requerimientos actualizados.

    Por otro lado, estaba la necesidad interna de “entender el negocio” a través de los números. “Muchas empresas de nuestro tamaño dejan en manos de terceros la administración del negocio y se privan del beneficio de registrar la información una sola vez, y bien. Por eso la empresa necesitaba contar con una herramienta que permitiera registrar esos números en un sistema confiable, probado, sustentable y con posibilidades de crecer dentro de su entorno”, señala, por su parte, Ariel Grau, socio y líder del proyecto de implementación del ERP. “En un principio significó todo un cambio de paradigma, porque se pasó de un sistema de facturación y cobro a un entorno ERP, más pronto de lo previsto toda la estructura de la empresa vio los beneficios”, detalló.

    La compañía implementó el sistema SoftlandERP y adquirió licencias para cinco usuarios concurrentes de distintos módulos. El proyecto duró cinco meses de implementación. Participaron de parte de la empresa tres personas, del equipo de Softland fue un consultor para la implementación y seguimiento post puesta en marcha. Luego, comenzaron los buenos resultados. Resultados e inversión

    Aunque todavía la empresa no haya medido el retorno de la inversión, aseguran que ganaron mayor calidad en los procesos diarios para los usuarios del sistema y pudieron alinearlos fielmente al ADN de la organización. La implementación inicial tuvo un monto de inversión de US$ 10.000 y no descartan seguir invirtiendo para aumentar el número de licencias o módulos.