Revista Multimodal (Ed. Online) – Claves para implementar tecnología de manera exitosa en el sector del transporte

    Fuente:

    El transporte es un área estratégica para el crecimiento de la industria. En este sentido, la incorporación de tecnología permite aumentar la productividad y competitividad de las empresas, ya que facilita la toma decisiones confiables y en tiempo real; y de esta manera se garantiza la optimización de resultados.

    El traslado de la producción de todos los bienes que se producen en el país es muy grande. Esto tiene un impacto directo en las empresas que se dedican a transportarlos. Al ser cada vez más las exigencias, contar con la tecnología adecuada para satisfacerlas se vuelve prácticamente una obligación si queremos mantener la competitividad y la rentabilidad del negocio.

    Por eso se recomienda tener en cuenta los siguientes consejos:

    – Para empezar es necesaria la elección de la tecnología adecuada: el mercado cuenta actualmente con una gran variedad de opciones, por eso es importante conocerlas y saber cuál se ajusta más a las necesidades. La búsqueda de una solución debe estar acompañada de un importante componente de servicio.

    No podemos ni debemos concebir una cosa separada de la otra. De nada vale que encontremos un producto que satisfaga todas nuestras necesidades funcionales y tecnológicas si el mismo no viene de la mano de un proveedor con experiencia que pueda ofrecer valor agregado basado en su trayectoria y en proyectos de similar envergadura.

    – Una vez elegida, es fundamental ponerla en práctica junto con una detallada planificación del proceso de implementación. Esto es posible luego de la realización de un exhaustivo relevamiento que permita conocer las necesidades e identificar oportunidades de mejora en los procesos, para poder aplicar eventuales soluciones. A nivel económico, es necesario achicar al máximo el margen de error cuando se trata de elegir al proveedor indicado ya que estos procesos demandan grandes inversiones.

    – También cabe destacar, que este procedimiento debe estar acompañado de una adecuada capacitación para el personal que tenga que ponerlo en práctica. La elección e implementación de nuevas tecnologías implica desafíos para todos los miembros de una empresa ya que este tipo de proyectos conllevan cambios culturales y comunicacionales que exigen predisposición al cambio y a nuevas formas de trabajo.

    En este contexto, los sistemas de gestión ERP son una de las soluciones más completas para organizar el transporte de mercaderías. Permiten llevar a cabo la gestión estratégica y la administración general que garanticen el crecimiento de la actividad, se trata de soluciones que brindan la posibilidad de llevar el control adecuado de todas las instancias del negocio, respetando la normativa vigente.

    Las principales utilidades se pueden resumir de esta manera:

    – Flotas y talleres: Permiten llevar un control adecuado tanto de la administración como del mantenimiento preventivo y correctivo de las unidades de trasporte que son fundamentales para el éxito de la empresa.

    – Repuestos: Las soluciones ERP facilitan la organización de artículos, ubicaciones, previsión de consumos, automatización de compras, costeo, seguimiento de piezas (neumáticos, baterías, etc.), previsión de uso de repuestos e insumos en base a estadísticas, mantenimientos programados y uso de los vehículos, es decir, cantidad de kilómetros recorridos.

    – Sociedades múltiples: En los casos en que haya múltiples empresas involucradas, este tipo de sistemas de gestión permite administrarlas en una única base de datos, lo cual simplifica el trabajo de todas las partes involucradas.

    – Gastos, ingresos y rentabilidad: En cuanto a los gastos y los ingresos, permite llevar un control de los vehículos, de la cantidad de kilómetros recorridos por cada uno, la vinculación con choferes, roturas, averías, gastos previstos y gastos extraordinarios, consumos de combustibles, cubiertas, entre otras y en base a todo esto, también se define la rentabilidad.

    Actualmente, la tecnología, nos provee de las soluciones necesarias para prestar un mejor servicio a los clientes sin descuidar la seguridad y la rentabilidad del negocio. Por eso, en el momento de tomar la decisión de invertir en estas soluciones, resulta imprescindible considerar aquellos elementos que pueden atentar contra el éxito del proyecto de implementación, y que están asociados al grado de compromiso del proveedor con los resultados del proyecto y la solución que le aporta al negocio. En líneas generales podríamos decir que es una cuestión de gestión y calidad de servicio.

    Por

    Fabián Guerra, Director Comercial Softland Argentina