Globedia – Recursos Humanos, ¿por qué son un factor indispensable en el momento de invertir en soluciones de ERP?

    Cuando una compañía toma la decisión de invertir en una solución de gestión de negocios ERP, debe tener en cuenta que el requisito básico, una vez superada la decisión económica, es fundamentalmente la disponibilidad de recursos humanos calificados, predispuestos al cambio y con flexibilidad para revisar la forma en que se resuelven los procesos, ya que luego de la implementación, los mismos se modificarán notablemente.

    La experiencia dicta que la disponibilidad de recursos económicos como único ingrediente en el proceso de implementación de un sistema ERP, no es precisamente la clave del éxito del proyecto, sino que para ello requiere necesariamente del compromiso de las personas que estarán abocadas al proyecto; compromiso que debe traducirse en la adopción del proyecto como propio.

    Las soluciones de gestión garantizan la sistematización de los procedimientos de negocio, con lo cual se convierten en una herramienta de gran utilidad para atravesar los diferentes procesos. A partir de ella, la gestión de los procesos y la toma de decisiones, se hacen más abierta, o bien se puede definir como la puerta para acceder a una gestión más “participativa”. Esto redunda necesariamente en favor de las personas que participan de estos procesos, porque les genera un espacio para crecer y desarrollarse profesionalmente. Este cambio en la cultura organizacional y metodología de trabajo es posible, gracias a la confianza que genera el contar con toda la información dentro de un mismo sistema, que automatiza procesos y garantiza la confiabilidad de los datos, minimizando el riesgo que representa la participación del factor humano.

    Es por ello que podemos decir que son varias las razones que justifican la implementación de este tipo de sistemas. Algunas de las principales ventajas que representa son:

    Alcanzar la sistematización de los procesos. Esto permitirá a las compañías crecer sin requerir en un grado desmedido de sus recursos administrativos y -sobre todo- alcanzar mayores niveles de rentabilidad y eficiencia, asociados a una mejor utilización de sus recursos.

    Permite interactuar dentro de un marco ordenado y sistemático a todos los intervinientes en los procesos. De esta manera, quienes tienen la responsabilidad de llevar adelante la gestión estratégica y participar del proceso de toma de decisiones, ven minimizada la necesidad de involucrarse en la realización de tareas administrativas repetitivas, pudiendo optimizar su tiempo en focalizarse en realizar más y mejores negocios. Es decir, la implementación de un ERP, en una empresa donde antes no existía, permite a la conducción compartir la gestión para lograr el cumplimiento de los objetivos propuestos.

    La profesionalización de una compañía, especialmente de las familiares. La implementación de un sistema ERP que permita abrir los procesos de decisión -de manera controlada- a los recursos de la compañía contribuyendo en la construcción de estructuras más horizontales y funcionales.

    En la mayoría de los casos, el encarar un proceso de implementación de un ERP en forma exitosa, será parte de los ingredientes esenciales que permitirán identificar en un futuro, un punto de inflexión en la vida de la compañía.

    Cuantos más recursos humanos claves en el negocio puedan involucrarse por más tiempo, mejor es el pronóstico de éxito de todo el proceso. Lo que se piensa y plantea hoy, puede ahorrarnos muchas horas, dinero y dolores de cabeza en los años por venir. Se trata de un antes y un después marcado en gran medida por la utilización eficiente de todos los recursos, tanto económicos como humanos.